Cosas del Bosque

Mi primer año como escritora: resumen de 2019

Voy a acabar el año con un post diferente, personal. Porque este año para mí ha sido muy especial: es el año en el que me he convertido en ESCRITORA, así, con mayúsculas.

Porque, ahora lo sé, no se es más escritora por tener un libro publicado, yo no lo tengo. Ni por que seleccionen tus relatos para una antología (yo tengo uno, en la antología FrankenTwitter, pero eso es lo de menos).

He empezado a considerarme escritora porque, por fin, he conseguido acabar algo de lo que he escrito. Tenía empezada una novela desde hace varios años, pero no conseguía terminarla. Y este año, sí. Este año he acabado esa novela, por fin. Y de rebote, dos relatos cortos más, aparte de el de la antología.

No solo eso: también me he atrevido a enseñar lo que escribo al mundo. A pocas personas aún, es cierto. Pero es un gran paso para una escritora novel. O, al menos, a mí me lo parece. Porque me daba muchísima vergüenza, la verdad.

Esto es lo que ha dado de sí mi año 2019:

ENERO

El mes que cambió mi vida. Debería decir que a mejor, pero aún lo estoy procesando 😂 Es el mes en el que nació el segundo Cachorro y mi vida se puso (más aún) patas arriba. Todo lo que dicen sobre ser bi-madre se queda corto cuando los cachorros te salen pelín hiperactivos, como los míos…

FEBRERO

Este mes me lo pasé prácticamente entero de la cama al sillón y del sillón a la cama con un bebé en brazos. Aproveché para leer muchísimo. Los dioses bendigan al inventor del Kindle Unlimited y de la versión móvil del Kindle 😅 . Y no sé muy bien cómo, empecé a conocer editoriales pequeñas y autoras nacionales que poco menos que me han cambiado la vida. Porque me volvió el gusanillo de la escritura.

MARZO

Este mes sí, mi vida escritoril cambió. El protagonista de mi primera novela, esa que aguardaba en un cajón desde hacía años, dio un puñetazo sobre la mesa y me dijo que quería salir de ahí. Y como estaba de baja… pues me lancé. Una locura, con un bebé de tres meses a cuestas, ahora lo veo. Pero soy muy de impulsos y de ansias. Quería volver a escribir. Quería terminar su historia.

También en este mes me abrí la cuenta de Twitter. Tenía otra, la «personal» (que usaba sobre todo para temas de la universidad), pero no la he vuelto a utilizar. La escritoril me da muchas más satisfacciones. Así fue como empecé a seguir a un montón de autoras y editoriales, y a investigar, y a aprender. Porque quería terminar mi novela.

Este mes de marzo lo decidí: iba a ser ESCRITORA 📝 .

Pantalla de Scrivener del #ProyectpDemeter
El 29 de marzo de 2019 retomé el #ProyectoDeméter

ABRIL

Una de las primeras cosas que lees cuando buscas información sobre ganarte la vida como escritora es que tienes que tener un blog. Así que allí que me fui yo, con mi bebé aún pegado el 90% del tiempo, a crearme uno.

Después de algunos cambios de diseño y de rumbo, nació este Bosque de la Bruma Verde un 1 de abril de 2019. La primera entrada no pudo ser más sosa: la recopilación de mis lecturas del año 2018.

Desde entonces, todos los lunes sin faltar ni uno he subido una nueva entrada al blog. Casi todo son reseñas, pero también mis lecturas, los libros pendientes o alguna cosita sobre mi proceso escritoril y sobre mitología.

MAYO

Mayo fue un mes muy chulo y que me trajo personas estupendas a mi vida escritoril. En este mes me ofrecí a hacer mi primer beteo, el #ProyectoCenizas de @NanaLiteraria y @LGSobrado. Y conocí a @NiaArea, que lo estaba beteando también. Fangirleamos un montón juntas 😁

Este mes, además, escribí mi primer relato para una antología: el #ProyectoMirindia, para #DeMatarTambiénSeSale, de Amanecer. Y, lo que es más importante… ¡Se lo envié a Nana y a Nia para que lo betearan! 😱

No sé si os haréis una idea de lo que eso supuso para mí. Era la primera vez que alguien iba a leer mis historias. Estaba emocionada a la par que absolutamente aterrada. Pero mira por dónde… ¡les gustó! Sacaron fallos, por supuesto. Pero les gustó. Y yo casi ni me lo podía creer.

La cabeza me bullía de ideas para nuevas historias. Así que hice lo que casi todos los escritores a los que he empezado a seguir: agenciarme un cuaderno y rotus para cada uno de mis nuevos proyectos.

JUNIO

El día 1 de junio envié por primera vez un relato a una editorial. Un gran paso 😊. Y como ya estaba lanzada, escribí un segundo relato para otra convocatoria. Volví a recurrir a Nana y a Nía como betas, y otra vez parece que les gustó mucho (aunque me hicieron currar corrigiendo cosas, jeje, como deben hacer los buenos betas).

En Junio también asistí a la Feria del Libro y fui a que Pablo Ferradas me firmara su libro 🙂 Hasta me dejaron colarme en la caseta 😆

Y, ¡sorpresa! Nana les habló bien de mí a la editorial que iba a publicar su próximo libro, y la editorial se puso en contacto conmigo 😨 Que si tenía algún manuscrito que enviarles 😨 😨 😨 ¡Y yo con estos pelos!

No tenía nada para mandarles porque seguía peleándome con aquella primera novela. Pero desde luego, este fue el empuje que me faltaba. Les dije que la terminaría en verano… así que a ello me puse.

JULIO

Y empecé a escribir como si se acabara el mundo. Con los dos cachorros en casa. Una locura… Pero mientras los niños dormían la siesta, yo escribía. Cuando el padre (que Eru le bendiga) se los llevaba al parque, yo escribía. Cuando se acostaban (tarde), yo escribía, hasta las 2 o las 3 de la mañana… Incluso me compré un portátil nuevo para llevármelo a la playa y poder seguir escribiendo. Que anda que no fardas de «escritora profesional» cuando tienes un portátil exclusivamente para el Scrivener 😂

AGOSTO

Y por fin, el 6 de agosto de 2019, llegó el ansiado momento:

Generalmente aconsejan dejar reposar la novela más o menos un mes antes de ponerte a corregirla, pero yo no tenía tiempo. Además, la primera mitad, la que escribí hace varios años, la había corregido ya mil veces. Así que me puse inmediatamente manos a la obra y comencé a corregir y a pulir.

Me pegué una currada importante: el 16 de agosto el borrador de #ProyectoDeméter salió hacia sus betas: Nía, Nana, y tres chicas más que no conocía de nada y que se ofrecieron voluntarias por Twitter (Yolanda, Erika y @punto_y_aparte9). Siempre viene bien que alguien que no conoces te dé su opinión 🙂

Nunca he estado más emocionada que viendo sus reacciones a mi historia. Eso, nada más que eso, me ha dado la vida estos meses. Gracias por todo, chicas.

SEPTIEMBRE

Después de un par de semanas más corrigiendo detalles aportados por mis betas, por fin el 12 de septiembre mandé el manuscrito a la editorial. En ese momento me sentí muy rara, como vacía. Pero había que seguir trabajando.

Cuando el día 15 de septiembre me dijeron que mi relato no había sido seleccionado para la antología #DeMatarTambiénSeSale, pensé que debía darle una oportunidad. Así que aprendí un poquito sobre maquetación de ebooks y unos días después mi relato Último día de trabajo estaba disponible en Lektu. Llega un día en el que alguien que no conoces de nada comenta en Twitter que se ha descargado tu relato (voluntariamente :o) y que le ha gustado… ¡qué subidón! Pero lo mejor del mes estaba aún por llegar.

En una conversación un tanto surrealista por Twitter, la editorial me confirma el día 18 de septiembre que sí, que publico con ellos. La verdad es que no me lo terminaba de creer. ¡Pero si no les debía haber dado tiempo ni a leer el manuscrito! Unos días después, el 26 de septiembre, recibo la llamada de teléfono. La que va a ser mi editora me confirma la noticia, me habla de los planes de la editorial, cómo va a ser el proceso… Y yo, llorando como una magdalena en el tren 😭 La maquinaria se pone en marcha, elegimos ilustradora para la portada (la genialísima Cecilia G.F.) y comenzamos ha trabajar en el boceto. Yo, alucinando. Todo esto iba muy rápido, y ¡me estaba pasando a mí!

OCTUBRE

Los primeros días del mes de octubre los pasamos trabajando en la portada. Ni que decir tiene que cuando vi el primer boceto también me puse a llorar como una niña pequeña 😅

Pero como decía mi abuela: qué poco dura la alegría en la casa del pobre… El 13 de octubre recibí la llamada fatídica: la editorial va a cerrar y no va a publicar ningún libro más. El mío, tampoco.

No voy a negarlo: en ese momento me hundí y quise abandonar. Tanto esfuerzo, tanto trabajo durante el verano, tantas horas robadas a los cachorros… para nada. Unos días después, con la cabeza más fría, puse las cosas en perspectiva. Para nada, no: ahora tenía una novela terminada, y eso ya no me lo podía quitar nadie. Gracias a ellos #ProyectoDeméter sigue buscando un hogar. Y si no lo encuentra, ya veré la manera de que vea la luz. Sí, estoy valorando la opción de autopublicarlo, pero eso ya lo veré más adelante.

NOVIEMBRE

El mes del NaNoWriMo. Después de bastantes semanas sin escribir nada, al final me decidí a iniciar su continuación, #ProyectoZeus.

Se supone que el objetivo del NaNoWriMo es escribir 50 000 palabras en un mes. Yo soy realista y eso para mí es una meta inalcanzable, así que me fijé un objetivo más realista: 20 000 palabras. Y terminé el mes con algo más de 21 000. Y, lo que es más importante: he encontrado un momento en el que puedo escribir más o menos casi todos los días laborables. Que, con mi disponibilidad horaria, es casi un milagro.

Resumen de mi NaNoWriMo 2019
Resumen de mi NaNoWriMo 2019

DICIEMBRE

Y llegamos al último mes del año. Sigo embarcada en el #ProyectoZeus, aunque me está costando más de lo que esperaba sacarlo adelante. Pero también tengo la mente llena de ideas, tres cuadernos de wordbuildings empezados y muchas, muchas ganas de seguir escribiendo.

No sé si 2020 será el año en el que publique mi primera novela. Lo que sí sé es que no dejaré de escribir. Mis objetivos literarios para 2020 son terminar #ProyectoZeus, empezar el borrador del #ProyectoHojas y empezar a mirar las opciones para autopublicar #ProyectoDeméter, si el asunto de las editoriales no sale bien.

Porque aunque en mi entorno familiar aún no lo haya confesado, aquí puedo gritarlo a los cuatro vientos: SOY ESCRITORA.


¡Gracias por compartirlo!

Leave a Reply

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pilar Martín Arias .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Dinahosting S.L. (España).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.