Cinder: Crónicas Lunares I

Cinder: Crónicas Lunares I

Hoy voy a hablarte de Cinder: Crónicas Lunares I, de Marisa Meyer. Se trata del primer volumen de esta saga compuesta por cuatro libros: Cinder, Scarlet, Cress y Winter. Aprovechando el éxito de la saga, la autora publicó varias historias cortas sobre algunos de los personajes, pero los que he mencionado son los libros principales.

Sinopsis

El destino de la Tierra depende de una sola chica.
Pero nadie, ni siquiera ella, lo sabe.

Cuando Cinder conoce a Kai, el príncipe de Nueva Pekín, el mundo está patas arriba: una plaga mortal está causando estragos entre la población del reino, y los científicos trabajan contra reloj para encontrar una posible vacuna.

Tras el contagio de Peony, hermanastra y única amiga de Cinder, esta se presenta voluntaria a las pruebas médicas del misterioso doctor Erland, unas pruebas a las que ningún otro participante ha sobrevivido. Pero, para sorpresa de todos, Cinder sale con vida. Y no solo eso: en el hospital se descubre un secreto de su pasado que podría cambiar el futuro del mundo… y unir a Cinder y Kai de forma inesperada.

Retelling de la Cenicienta en un ambiente futurista

Como te decía al principio, Cinder, y toda la saga de Las Crónicas Lunares, es un retelling, una nueva versión de un cuento clásico. En La Nave Invisible lo explican muy bien.

Pero yo, como voy como pollo sin cabeza 😅, no tenía ni idea de que este libro lo fuera cuando lo saqué de la biblioteca. Lo cogí porque me llamó la atención la portada, sinceramente. No sabía nada del libro, ni de la saga. No tenía ni idea de lo que me iba a encontrar.

Y lo que me he encontrado en Cinder: Crónicas Lunares I me ha gustado muchísimo.

Nos encontramos en un mundo postapocalípitico. Después de la Cuarta Guerra Mundial (está claro que los humanos no aprendemos 😞), la población de la tierra se ha agrupado en seis comunidades. La historia transcurre en Nuevo Pekín, la capital de la Comunidad Oriental. En ella se funden las viejas tradiciones de la China imperial con los avances propios de un mundo lleno de androides y grandes avances tecnológicos.

El mundo que se nos muestra aúna estas dos realidades. No cuesta nada imaginarse un mercado tradicional como los que estamos acostumbrados a ver en series y animes y, al mismo tiempo, androides haciendo la compra; el palacio imperial en lo alto de una colina y, a mismo tiempo, rascacielos futuristas en el centro de la ciudad.

Cinder: Crónicas Lunares - Cenicienta
Y qué pinta la Cenicienta en todo esto, te preguntarás… Pues sigue leyendo

Personajes de Cinder: Crónicas Lunares I

En realidad, la protagonista de la historia, Cinder, se parece entre poco y nada a la Cenicienta del cuento. Al menos, físicamente.

Cinder Lhin es una conocida y respetada mecánica de Nueva Pekín. Pero también es un ciborg, un humano con componentes electrónicos implantados. En vez de zapatito de cristal, esta Cenicienta ciborg tiene una pierna metálica. Sufrió un accidente cuando era muy pequeña, ella no se acuerda de nada. Sus padres murieron y la adoptó un hombre, que también murió poco después, dejándola con su madrastra y sus hermanastras.

Sí, aquí llegamos a la parte de Cenicienta.

La madrastra, Adri, la odia. Los ciborgs son considerados seres de segunda en todo el mundo, pero ella le tiene a Cinder una inquina especial. Nunca entendió que su marido llevara ese engendro a casa, y no soporta tener que hacerse cargo de ella. Y eso que Cinder es la que, con su trabajo de mecánica, gana el sueldo del que vive toda la familia…

De las dos hermanastras, Pearl, la mayor, trata a Cinder igual que su madre: con un desprecio constante y humillándola siempre que puede. La pequeña, Peony, es todo lo contrario: es una niña dulce y cariñosa, la única amiga de Cinder. Pero Peony se contagia de letumosis, una extraña peste que está asolando a la humanidad y de la que no hay cura conocida.

En la sinopsis dice que Cinder se presenta voluntaria para las pruebas que se están llevando en la búsqueda de una cura para la enfermedad, pero si leéis el libro veréis que no es exactamente así 🤬.

Cinder: Las Crónicas Lunares I. Príncipe Kaito
Kaito

Por otro lado, tenemos al príncipe Kaito, Kai para los amigos. Se presenta un día en el taller de Cinder para que le arregle un androide y no diré que se quede prendado de ella, pero digamos que le hace tilín. Es un personaje que me ha gustado mucho por su humor y su sarcasmo. A pesar de ser un guaperas, no se lo tiene nada creído. Es un chico sencillo al que le ha caído una pesada (pesadísima) carga sobre los hombros y que, en ocasiones, se rebela contra su condición. Pero en el fondo le puede su sentido del deber. De sus decisiones dependerá el futuro del planeta.

Porque la alargada sombra de la malvada reina Levana planea sobre el plantea. La reina de la Luna quiere hacerse también con el poder en la Tierra, e intentará imponer sus condiciones para firmar el tratado de paz con la Comunidad Oriental.

Una historia que atrapa

La historia de Cinder: Crónicas Lunares I se desarrolla de forma trepidante. Y es una historia que atrapa desde el principio.

Y eso, a pesar de que hay cosas que se ven venir de lejos. Algunos supuestos secretos son más que predecibles pero, aun así, hay otras cosas que hacen que pases las páginas casi sin darte cuenta.

La atracción que sienten los dos protagonistas parece un poco precipitada (aunque al principio es algo solo físico y oye, quién no ha tenido un flechazo alguna vez), pero la realidad es que te mantiene expectante. ¿Descubrirá el su secreto? ¿Se atreverá ella a contárselo, a vencer sus inseguridades por ser un ciborg? ¿Podrá la **** reina dejar de malmeter? (spoiler: no).

Lo peor: el final

No porque sea un mal final. Es que eso NO es un final. Claro, recordad lo del pollo sin cabeza… yo no sabía que esto era una saga 🤣.

Así que ahí me he quedado, muerta de curiosidad por saber lo que pasa a continuación. Aunque he leído que en el resto de libros los protagonistas son otros 😲. ¡No puede ser! ¡No me puedes dejar así, señora Meyer!

Total… que otra saga más para sumar a mi lista de pendientes. Y tú, ¿te animas a darle una oportunidad a Cinder?

 

¿Qué te parecen los retelling? ¿Conoces algún otro que te haya gustado, me recomiendas alguno?

¡SUSCRÍBETE AL BANDO DEL BOSQUE!

Si quieres saber más sobre mí y sobre lo que hago, suscríbete al Bando del Bosque.
Recibirás un correo mensual con noticias, curiosidades, anécdotas, sorteos...
Y como regalo, la agenda Un Año Fantástico 2020. ¡No te la pierdas!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Cinder me gustó, pero la siguiente, Scarlet, me enamoró 🙂
    No seguí leyendo porque cuando descubrí esta saga no había más libros traducidos y leer en inglés me cansa demasiado, pero en cualquier momento la retomaré 🙂
    Un abrazo.

    1. Pues me haré con Scartlet antes o después (más bien después, cuando la situación de las bibliotecas se normalice :D)
      Gracias por comentar 😉

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pilar Martín Arias .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Dinahosting S.L. (España).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Cerrar menú