En este momento estás viendo El león de Nemea

El león de Nemea

Hoy traigo al blog una nueva criatura fantástica sacada de la mitología griega: el león de Nemea.

Si eres fan de Percy Jackson y has leído La maldición del titán, es posible que esta criatura te suene 😜

Los orígenes del león de Nemea

Como en casi todos los temas mitológicos, las fuentes mencionan dos posibles orígenes para el león de Nemea.

La tradición más extendida es que era hijo de Tifón y de Equidna. En realidad, a esta pareja se les considera los padres de todos los monstruos más famosos de la mitología griega: Cerbero, la hidra de Lerna, la quimera, la serpiente Ladón, la esfinge, la górgona… Menuda familia 😅

Otra fuente, mucho más amable, considera que el león de Nemea era hijo de Zeus y Selene. Ya sabes que a Zeus le gustaba más un rollete que a un niño un caramelo 😆 así que no es de extrañar que quedara prendado de la belleza de la diosa de la luna. Así, se cree que engendraron a una criatura magnífica que descendió a la Tierra en brazos de su madre una noche de luna llena.

Hércules y el león de Nemea

El león no era un animal cualquiera: era gigantesco y con una piel tan dura que podía resistir el ataque de cualquier arma. Además, sus garras eran mortíferas y su rugido helaba la sangre del más pintado.

El animal se estableció en Nemea, una ciudad situada al norte de Micenas, en la Argólide. La población de la zona vivía aterrorizada por este animal invencible. Conocedor de su fama, el rey de la Argólide, Euristeo, encomendó a Heracles la misión de matar al león de Nemea.

El famoso héroe afrontó aquella misión sin conocer el carácter invulnerable de la piel del león. Llevaba consigo tres armas: su arco y sus flechas, un garrote que había fabricado él mismo con la madera de un olivo que había arrancado de cuajo, y una espada de bronce.

Cuando encontró al león, lo primero que hizo fue atacarlo con su arco: le disparó multitud de flechas, que rebotaban en la dura piel del león. Así fue como supo que no podría vencerlo como a cualquier otro animal al que había que dar caza.

El león de Nemea en su lucha contra Hércules
Hércules lucha contra el león de Nemea – Francisco de Zurbarán – Museo del Prado

Aquí las versiones difieren: algunos dicen que Heracles continuó disparando flechas hasta que localizó el punto débil del animal: la boca, que no estaba protegida por la piel.

La otra versión dice que, cuando vio que no iba a ser capaz de matarlo con sus armas, Heracles se apostó para estudiar al animal y pensar una nueva estrategia. En sus labores de vigilancia descubrió que la guarida del animal tenía dos entradas. Así que azuzó al bicho para que volviera a la guarida y taponó una de las entradas para obligarlo a salir por la otra. Allí estaría él esperándolo.

Cuando el león salió, Heracles lo atrapó y lo estranguló (aunque algunos dicen que primero lo aturdió de un garrotazo).

Tras la muerte del león

Cuando llegó a Micenas con el cuerpo del león, tal como había solicitado el rey Euristeo, este se asustó tanto al ser consicente del poder de Heracles que decidió que, en adelante, el semidiós no entraría en la ciudad, sino que un heraldo le comunicaría los trabajos que debía realizar y él mostraría los resultados desde fuera.

El león de Nemea - estatua del emperador Comodo
El emperador romano Comodo vestido como Heracles

Por su parte, Heracles decidió que una piel tan resistente como la del león de Nemea sería magnífica para fabricarse una armadura. Así que, una vez resuelto el asuntillo con Euristeo, se dispuso a desollar al animal. Pero no contó con que no había ningún arma capaz de penetrar aquella piel, y todos sus intentos fueron infructuosos. La oportuna visita de Atenea le dio la clave que necesitaba: solo las garras del propio león serían capaces de atravesar su piel. Así, Heracles se hizo la armadura que quería y, además, un casco con la cabeza del león. De esta guisa le vemos representado en multitud de obras de arte, a él y a otros muchos reyes y emperadores que adoptaron esos símbolos como representación de su poder.

Y se dice que Zeus creó la constelación de Leo, ya sea para honrar la tenaz lucha de su hijo humano o para recordar al hijo que tuvo con Selene, el león más poderoso del mundo.

¿Conocías la historia del león de Nemea? ¿Cuál es tu ciratura mitológica favorita? ¡Déjame en los comentarios si quieres que hable de alguna en particular!

¡SUSCRÍBETE AL BANDO DEL BOSQUE!

Si quieres saber más sobre mí y sobre lo que hago, suscríbete al Bando del Bosque.
Recibirás un correo mensual con noticias, curiosidades, anécdotas, sorteos...
Y como regalo, la agenda Un Año Fantástico 2020. ¡No te la pierdas!

Deja una respuesta

Ver más

  • Responsable: Pilar Martín Arias.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting S.L. (España) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.