En este momento estás viendo La serpiente de dos cabezas de la mitología griega: la Anfisbena

La serpiente de dos cabezas de la mitología griega: la Anfisbena

La mitología griega está llena de criaturas fantásticas. Cuando escribí El Corazón de Deméter investigué para no recurrir a las más conocidas, como los centauros o los cíclopes. Descubrí que hay otras criaturas mucho menos conocidas pero la mar de interesantes. Hoy te hablo de la serpiente de dos cabezas: la anfisbena.

Serpientes de dos cabezas: la anfisbena

La anfisbena es una serpiente de dos cabezas que encontramos en la mitología griega. Estas cabezas no se sitúan en el mismo punto, como en el caso de la hidra, sino que cada una se encuentra en un extremo del cuerpo. Las cabezas eran capaces de actuar de forma completamente independiente: una podía estar comiendo mientras la otra dormía, por ejemplo.

Según la tradición, Perseo decapitó a Medusa y sobrevoló el desierto de lo que hoy es Libia llevando su cabeza. La anfisbena nació de la sangre que goteó de la cabeza del monstruo.

Si las primeras representaciones la describen como una serpiente de gran tamaño y con una cabeza en cada extremo del cuerpo, con el paso del tiempo (porque esta criatura fue muy popular en los bestiarios medievales) encontramos otras descripciones en las que se le añaden patas, alas e incluso cuernos.

Serpiente de dos cabezas: anfisbena alada

Poderes de la anfisbena

Por si no fuera suficiente con tener dos cabezas, a la anfisbena se le atribuían una serie de capacidades que la convertían en una criatura magnífica:

  • Era muy venenosa, por supuesto.
  • Tenía la capacidad de regenerarse: si se la cortaba en dos, las partes podían volver a unirse.
  • Al contrario que sus parientes ofidios, la anfisbena era de sangre caliente y no le afectaba el fío.
  • Podía desplazarse en la dirección de cada una de las cabezas realizando un movimiento circular.

La serpiente de dos cabezas en otras culturas

La anfisbena no es una criatura exclusiva de la mitología griega.

Serpiente azteca de dos cabezas

En la civilización azteca era frecuente encontrar representaciones de serpientes. Uno de sus dioses más conocidos, Quetzalcoatl, era representado como una serpiente emplumada. La serpiente de dos cabezas era llamada Maquizcoatl y se decía que, cuando se volvía agresiva, las dos cabezas podían llegar a enfrentarse en un duelo a muerte.

En la Edad Media europea la anfisbena fue también muy popular. Además de en los bestiarios, podemos encontrarla adornando códices y, sobre todo, en representaciones del arte románico.

¿Y qué dirías si te cuento que la anfisbena existe en la actualidad? La mayoría viven en África y en América del sur. En Europa solo la podemos encontrar en un sitio. ¿Adivinas? Sí, aquí en España 😁

La culebrilla ciega (Blanus cinereus) es el único miembro de la familia de los anfisbénidos que habita en el continente europeo. Es parecida a una lombriz y está adaptada a vivir en el subsuelo. A este grupo se le dio este nombre por su capacidad de desplazarse en las dos direcciones (anfisbena significa «que se mueve en ambas direcciones»).

El uróboros

Algunos autores, sobre todo en la Edad Media, decían que la anfisbena podía formar un círculo al morder una de las cabezas el cuello de la otra. De esa manera crearía un aro y podría desplazarse rodando. Sería algo similar al uróboros: una serpiente que se muerde la cola formando un círculo.

El uróboros se considera la representación de lo eterno, del ciclo sin fin.

Serpiente de dos cabezas: el uróboros

Si eres fan de la fantasía seguro que te suena este símbolo. ¿Lo reconoces? 😃

¡SUSCRÍBETE AL BANDO DEL BOSQUE!

Deja una respuesta

Ver más

  • Responsable: Pilar Martín Arias.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting S.L. (España) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.