Las maldiciones de Harry Potter que debes evitar

Las maldiciones de Harry Potter que debes evitar

Si hablamos de maldiciones de Harry Potter seguro que las primeras que se te vienen a la cabeza son las tres maldiciones imperdonables. Pero ¿sabes que no son las únicas? Hay muchas otras maldiciones que pueden pasar desapercibidas porque son menos letales, pero eso no quiere decir que no sean dañinas. Procura no meterte en medio cuando un brujo las invoque.

¿Qué es una maldición?

Las maldiciones son uno de los siete tipos de hechizos conocidos. Son los peores de los relacionados con las Artes Oscuras, ya que suponen un efecto negativo grave para la víctima.

Con la excepción de las imperdonables, las maldiciones pueden ser bloqueadas o anuladas con el correspondiente contrahechizo.

Como dijo el profesor Moody, las maldiciones «varían mucho en forma y en gravedad». Algunuas pueden ser incluso divertidas. ¿Quieres conocerlas?

Maldiciones de Harry Potter - bruja
Mejor no meterse con una bruja poderosa…

Maldiciones de Harry Potter con efectos sobre el cuerpo

Maldición de conjuntivitis

Se trata de una maldición que causa un gran dolor en los ojos de la víctima. Solo se puede anular con una poción.

Es una buena forma de combatir contra enemigos más grandes y poderosos, como gigantes o dragones, porque al cegarlos pierden la ventaja que les da su tamaño.

Encantamiento de lengua atada

Este encantamiento ata la lengua de la víctima para impedir que hable de un tema concreto.

Es muy útil en los combates porque puede evitar que tu enemigo lance un contrahechizo.

Maleficio de los mocos

No me digas que no es gracioso hacer estornudar y moquear a tu enemigo hasta que quede tan débil que tenga que guardar cama.

Hasta el hechizo es gracioso: «Mucus ad nauseam«.

Dicen que la poción pimentónica puede ser beneficiosa para anular sus efectos.

Maldición de parálisis de cuerpo entero

Una de las más conocidas de las maldiciones de Harry Potter, el famoso «Petrificus totalus«.

Esta maldición se utiliza para inmovilizar completamente a un adversario. Los brazos y las piernas de la víctima se quedan rígidos y en muchos casos hace que pierda el equilibrio y caiga al suelo. Los sentidos no quedan afectados: la persona petrificada puede seguir viendo, hablando, pensando con total normalidad.

Maldición de piernas unidas

Esta maldición hace que las piernas se enganchen y la víctima caiga al suelo. Es una de las maldiciones menos graves y que los alumnos de primer año de Hogwarts en ocasiones utilizan para burlarse de sus compañeros.

Maldiciones de Harry Potter - Varita

Maldiciones de Harry Potter que afectan a objetos

Maldición explosiva

Se trata de una maldición que hace que explote el objeto que la recibe. Es una maldición muy peligrosa si se utiliza en duelos.

¡Y cuidado con la puntería! Si se desvía el hechizo puedes acabar destrozando algo sin querer.

Maldición Expulso

Aunque en este caso también se produce una explosión, lo que conseguimos con esta maldición es que el objeto salga volando por los aires.

Se puede usar en duelos para rechazar al enemigo y hacerlo chocar contra una pared.

Maldición Gemino

Se trata de una maldición que crea una copia exacta del objeto encantado. También se la conoce como encantamiento duplicador.

Maldición Reducto

Esta maldición puede hacer estallar un objeto y convertirlo en polvo o cenizas.

No se debe confundir con el encantamiento reductor o de encogimiento.

Maldición Tabú

Una maldición muy poderosa que hace que el mago que la ha conjurado pueda saber la localización de quien ha pronunciado la palabra maldita.

Cuando se activa el Tabú pueden llegar a romperse los encantamientos protectores que el mago haya creado a su alrededor. Solo hechizos defensivos muy poderosos, como el encantamiento Fidelio, se mantienen ante una maldición tabú.

Las tres maldiciones imperdonables

Estas seguro que las conoces, pero por si acaso te las recuerdo:

Maldiciones de Harry Potter - Avada Kedavra

Maldición Imperius

En principio, es la menos dañina de las tres maldiciones imperdonables porque no genera un daño físico inmediato a la víctima. La maldición Imperius anula la voluntad de la víctima, dejándola bajo el control absoluto del brujo que lanza el hechizo. Aunque no hay contrahechizo, un mago con una gran fuerza de voluntad puede oponer resistencia y romper la maldición.

Maldición Cruciatus

Esta maldición causa un dolor tan intenso que la víctima puede llegar a perder la consciencia. Incluso puede causar daños permanentes en la mente de quien la sufre. Es una de las maldiciones más poderosas y más crueles que existen.

Avada Kedavra

La maldición asesina, causa la muerte instantánea, indolora y sin marcas visibles de la víctima. No hay contrahechizo ni defensa mágica posible. Si el rayo verde te alcanza, estás muerto. Solo se sabe de una persona que haya sobrevivido a su impacto… 😜

Aunque hay algunas más, estas me han parecido las maldiciones de Harry Potter más relevantes. ¿Usarías alguna contra algún enemigo? ¿Cuál es tu hechizo de Harry Potter favorito?

¡SUSCRÍBETE AL BANDO DEL BOSQUE!

Si quieres saber más sobre mí y sobre lo que hago, suscríbete al Bando del Bosque.
Recibirás un correo mensual con noticias, curiosidades, anécdotas, sorteos...
Y como regalo, la agenda Un Año Fantástico 2020. ¡No te la pierdas!

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Pilar Martín Arias.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Dinahosting S.L. (España).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.