En este momento estás viendo El mito de Dafne

El mito de Dafne

El mito de Dafne es uno de los que menos me gustan de la mitología griega. Sin embargo me encantan sus representaciones en el arte, especialmente esta escultura de Bernini.

Te cuento el mito y luego te explico por qué no me gusta.

Quién era Dafne

Dafne era una dríade, una ninfa, hija del dios-río Ladón (sí, el mismo donde Hércules cazó a la cierva de Cerinea) y de Gea, la diosa primigenia, la Madre Tierra. Otras versiones dicen que era hija del dios-río Peneo y de la ninfa Creúsa, que era sacerdotisa de Gea.

Dafne no había mostrado hasta entonces ningún interés en sus muchos pretendientes. Prefería vivir en los bosques y dedicarse a la caza, como la diosa virgen Artemisa, la hermana gemela de Apolo.

El mito de Dafne y Apolo

Dice el mito que Apolo, el dios del arco y las flechas, le estaba tocando la moral a Eros, chuleándose de ser mejor arquero que él y de utilizar las flechas para algo útil, como acabar con la serpiente Pitón.

Eros, harto de escucharle, decidió vengarse: disparó una de sus flechas de oro a Apolo, que de inmediato quedó perdidamente enamorado de la pobre Dafne que, oh casualidad, pasaba justo por allí en aquel momento. No contento con eso, Eros disparó a la ninfa una flecha con la punta de plomo, lo que provocó en ella un rechazo inmediato por su pretendiente.

Apolo intentó primero convencerla de lo buen partido que era pero la ninfa no quería escucharle. Como no aceptaba un «no» por respuesta, Apolo se acercó de más a Dafne y la ninfa, asustada, echó a correr.

Así empezó la persecución: Apolo intentaba atrapar a la ninfa, que hacía todo lo que podía por huir de él. Pero los dioses corren mucho más que las ninfas. Aterrorizada, cuando el dios estaba a punto de alcanzarla, Dafne suplicó a sus padres que la ayudaran, que le quitaran su hermoso cuerpo, si así conseguía que Apolo se olvidara de ella. No está claro cuál de los dos fue, si el dios-río o la Madre Tierra, pero el caso es que sus súplicas fueron escuchadas.

La transformación de Dafne

De pronto, los pies de la ninfa quedaron enterrados en el suelo, convertidos en raíces. Su cuerpo se cubrió de corteza, su pelo se transformó en hojas y sus brazos, en ramas. A Apolo no le quedó más que abrazarse al laurel en que se había convertido la ninfa y prometerle entre sollozos que la amaría eternamente, otorgándole su don de la inmortalidad para que permaneciera siempre verde.

De esta forma, el laurel se convirtió en el árbol sagrado del dios. Desde entonces se utiliza para coronar a los vencedores en los Juegos Olímpicos.

Mito de Dafne - cuadro
Apolo y Dafne, de Benedetto Luti

Qué significa el mito de Dafne

Se supone que el mito de Dafne representa la victoria de la virtud frente a la lujuria. Apolo representaría la lascivia, el deseo sexual, la lujuria. Dafne, por el contrario, es la representación de la virtud y la pureza.

Y se supone que Dafne, la virtud, sale victoriosa del enfrentamiento. Se salva porque, en un acto de castidad eterna ¿? sacrifica su propio cuerpo. La única escapatoria que tiene es renunciar a sí misma y transformarse en laurel.

Por qué no me gusta el mito de Dafne

Todos sabemos que los mitos era la forma que tenían los antiguos de dar una explicación a aquello que no comprendían. Mira el mito de Perséfone y las estaciones, por ejemplo.

Sin embargo, estarás de acuerdo conmigo en que, como enseñanza, el mito de Dafne deja mucho que desear.

Me cuesta incluso comprender qué enseñanza sacarían las antiguas griegas de esta historia. ¿Que tenían que quedarse encerradas en sus casas para no tener pretendientes? Al menos, hasta que su padre decidiera casarla con alguno…

Visto desde la perspectiva actual, da hasta grima. Que un tío se ponga gallito y le dé por perseguir a una chica… en fin. Y que la única forma que tiene la chica de deshacerse de él sea renunciar a lo que es, transformarse, es lo peor que puede pasarle. En el caso del mito se transforma en laurel, pero podemos cambiarlo por dejar de llevar minifalda porque te silban, por ejemplo. En fin. Nada más que decir, señoría.

¿A ti qué te parece? ¿Hay algún otro mito que no te guste?

¡SUSCRÍBETE AL BANDO DEL BOSQUE!

Si quieres saber más sobre mí y sobre lo que hago, suscríbete al Bando del Bosque.
Recibirás un correo mensual con noticias, curiosidades, anécdotas, sorteos...
Y como regalo, la agenda Un Año Fantástico 2020. ¡No te la pierdas!

Deja una respuesta

Ver más

  • Responsable: Pilar Martín Arias.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting S.L. (España) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.