El mito de Teseo

El mito de Teseo

Seguro que conoces la historia de Teseo y el Minotauro. Si no, sigue leyendo, que te la cuento más abajo. Pero el mito de Teseo es mucho más complejo, lleno de aventuras que merecen ser contadas. ¿Quieres saber más de este personaje mitológico?

Quién es Teseo

Teseo era hijo del rey Egeo de Atenas y de Etra, hija del rey de Trecén.

Egeo llevaba mucho tiempo sin hijos así que sus sobrinos, los Palántidas, se frotaban las manos pensando que uno de ellos sería el nuevo rey de Atenas. El nacimiento de Teseo les quitaba el derecho al trono así que el rey Egeo, para proteger a su hijo, hizo que se criara con su madre. Escondió su espada y sus sandalias debajo de una roca que el niño no podría mover hasta que fuera lo bastante fuerte y lo dejó en Trecén, al cuidado de su madre y su abuelo, mientras que él regresó a su país.

Cuando cumplió 16 años, Etra le confesó a Teseo que su padre era el rey de Atenas. El chico, que desde muy joven había destacado por su enorme fuerza, fue capaz de levantar la roca y hacerse con las sandalias y la espada que había escondido su padre. Y así, sin temor a los peligros que pudiera encontrar, partió hacia Atenas para conocer a su progenitor.

El mito de Teseo: su viaje a Atenas

El viaje de Teseo hasta Atenas fue toda una aventura.

Primero se enfrentó al gigante Perifetes, hijo del dios Hefesto. Era un salteador de caminos que blandía una descomunal maza. Teseo no solo le venció, sino que se quedó con su maza.

Mito de Teseo: lucha contra Sinis, el doblador de pinos
Teseo y Sinis, el doblador de pinos

Después venció a Sinis, el gigante doblador de pinos. Tenía la fea costumbre de doblar los árboles hasta que las copas llegaban al suelo, atar las extremidades de sus adversarios a esas copas y soltar los árboles, que volvían a su posición original con un enorme tirón. El desgraciado no acababa muy bien parado, que digamos. Teseo acabó con él de esta misma manera. Y además se lio con su hija 😅.

La siguiente víctima de Teseo fue Esciro, hijo de Poseidón, un gigante que obligaba a los viajeros a lavarle los pies en el mar . Cuando el pobre viajero de turno estaba agachado cumpliendo este cometido, Esciro le pegaba una patada y lo arrojaba al océano, donde una enorme tortuga al servicio de Hades se los zampaba. Teseo se negó a lavarle y, cogiendo al gigante de un pie, lo arrojó al mar. Para agradecerle haber matado a este hijo suyo, Poseidón prometió a Teseo que le otorgaría un deseo.

Después, ya muy cerca de Atenas, en Eleusis, se enfrentó a Cerción, un bandido que retaba a todos los viajeros a un combate singular del que siempre salía vencedor. Teseo fue el único capaz de ganarle.

También acabó con el gigante Procustes. Este gigante era un posadero con un curioso gusto por la tortura. Seducía a los viajeros hasta atarlos en una cama. A los más altos los ataba a camas pequeñas y cortaba «lo que sobraba»; a los más pequeños los ataba a camas grandes y estiraba hasta que

Desde luego, ese camino debía de ser el que mayor densidad de gigantes tenía por kilómetro cuadrado de toda Grecia 🤣. Aunque también se enfrentó a otros bichos, como la Cerda de Cromión, una cerda monstruosa hija de los no menos monsrtruosos Tifón y Equidna, que tenía aterrorizada a la población de Megara y Corinto.

Teseo en Atenas

Después de todas estas peripecias, Teseo llegó a Atenas y descubrió que su padre se había casado con Medea, así que decidió esperar antes de darse a conocer como el hijo del rey. Pero Medea, que era una hechicera, lo descubrió y trazó un plan para impedir que le arrebatara el trono a su propio hijo. Convenció a Egeo de que Teseo era un traidor y, como castigo, el rey le ordenó enfrentarse al toro de Maratón.

Si todos los gigantes del camino no fueron problema para Teseo, imagínate un toro… Lo mató sin mayor dificultad. El rey, fingiendo querer recompensarlo, lo invitó a un banquete y envenenó su copa. Por aquel entonces no se estilaba el uso del cuchillo, así que dio la casualidad de que Teseo sacó su espada para cortar la carne… y Egeo la reconoció como la espada que había dejado a su hijo escondida bajo una piedra. Corrió a quitarle la copa envenenada de las manos justo a tiempo. Así, reconoció a Teseo como su hijo y heredero al trono. Medea huyó.

Esto no hizo ninguna gracia a sus primos lo Palántidas, que aún abrigaban esperanzas de hacerse con el trono, así que se pusieron en pie de guerra. Pero Teseo, además de fuerte, era un astuto estratega, así que no tuvo problema en acabar con ellos. El pueblo de Atenas lo aclamó y lo reconoció como su futuro rey.

El mito de Teseo y el Minotauro

Y así llegamos al mito más conocido, el de Teseo y el Minotuaro. Resulta que Atenas debía pagar todos los años un tributo a Creta: siete doncellas y siete jóvenes que serían sacrificados al terrible Minotauro.

Nuestro valiente Teseo convenció a su padre para formar parte de la ofrenda y embarcó rumbo a Creta. Su padre le pidió que, si volvía victorioso, cambiara las velas negras que indicaban el luto por unas blancas, para saber que él regresaba sano y salvo.

Durante su viaje, Teseo tuvo un encontronazo con el rey Minos. Este intentó forzar a una chica y Teseo lo impidió. Minos trató de hacer valer su derecho como hijo de Zeus, quien le entregó truenos y relámpagos. Teseo adujo que él era hijo de Poseidón. Minos le pidió que lo demostrara y tiró un anillo de oro al mar. Teseo se lanzó a buscarlo. Unos delfines le condujeron hasta Anfítrite, esposa de Poseidón, quien le dio el anillo y una corona.

Al llegar a Creta, Ariadna, hija del rey, quedó prendada de Teseo. Prometió ayudarle a derrotar al Minotauro si él prometía a cambio llevarla a Atenas y convertirla en su esposa. Teseo aceptó. Ariadna le dio un ovillo, que Teseo ató en la entrada del laberinto que custodiaba al Minotauro. Acabó con el bicho y, gracias al hilo del ovillo, consiguió salir del laberinto.

Mito de Teseo: venciendo al Minotauro en presencia de Atenea
Teseo vence al Minotauro en presencia de Atenea. Copa de Aisón, Museo Arqueológico Nacional.
© Marie-Lan Nguyen / Wikimedia Commons

Inmediatamente embarcó de vuelta a Atenas junto con Ariadna. Pero en su viaje de regreso paró en la isla de Naxos y abandonó a la chica, no está claro si por decisión propia o porque se lo pidieron los dioses para que ella se casara con Dionisio.

Cuando el barco estaba entrando en El Pireo, el puerto de Atenas, el rey Egeo vio las velas negras, porque a Teseo se le había olvidado cambiarlas. Roto de dolor, Egeo se suicidó arrojándose al mar, que desde entonces tomó su nombre (el mar Egeo). Así, Teseo se convirtió en el rey de Atenas.

Teseo e Hipólito

El mito de Teseo no acaba con la derrota del Minotuaro, nuestro héroe vivió muchas más aventuras.

Como era muy amigo de Heracles, participó en la expedición que este llevó a cabo en uno de sus doce trabajos para conseguir el cinturón de las Amazonas. Teseo secuestró a una ellas y se la llevó a Atenas. Tuvieron un hijo, Hipólito, pero luego la abandonó para casarse con Fedra, la hermana de Ariadna.

Hipólito era muy aficionado a la caza, veneraba a Artemisa y despreciaba a Afrodita. La diosa del amor, ofendida, hizo que Fedra se enamorara de Hipólito, pero este la rechazó. La mujer, despechada, se ahorcó y dejó una nota diciendo que Hipólito había intentado violarla. Cuando Teseo, que estaba de viaje, regresó, creyó esta falsa acusación y pidió venganza a Poseidón, reclamando el favor que le debía. El dios envió a Hipólito un toro que brotó del mar e hizo volcar el carro del joven, que murió arrastrado por sus propios caballos (aquí no se andan con chiquitas 😣).

Teseo y Pirítoo

Un día, un chaval llamado Pirítoo decidió ir a ver si Teseo era tan fuerte y tan genial como todo el mundo decía. Le robó su ganado y esperó para enfrentarse a él. Pero resulta que, vete a saber cómo, se hicieron amigos inseparables.

Mito de Teseo: lucha contra el centauro
Teseo y el centauro. Estatua de Antonio Canova.
Kunsthistorisches Museum de Viena.

Juntos participaron en un montón de aventuras, como la expedición de los Argonautas, la caza del jabalí de Caridón o la lucha contra los centauros.

En una de estas locuras juveniles, decidieron casarse cada una con una hija de Zeus: Teseo con Helena (la futura Helena de Troya, que por entonces era aún una niña) y Pirítoo con Perséfone. Raptaron a Helena, que se quedó con la madre de Teseo, y luego fueron al Inframundo a raptar a Perséfone.

Pero Hades, zorro viejo, les tendió una trampa. Les invitó a participar en un banquete y, literalmente, les pegó el culo a las sillas 😂. Fue Heracles quien, en otro de sus trabajos, los encontró allí encadenados. Logró llevarse a Teseo, pero tuvo que abandonar allí a Pirítoo, que se quedó para siempre en el Inframundo.

La muerte de Teseo

Mientras Teseo estaba en el Hades, los hermanos de Helena, los Dioscuros, la rescataron y se llevaron a Etra como esclava. Hicieron huir a los hijos que Teseo había tenido con Fedra y proclamaron rey de Atenas a Menesteo. Este sería poco después el rey que comandaría las tropas atenienses en la guerra de Troya.

Cuando Teseo regresó, fue expulsado por el nuevo rey, así que se estableció en la isla de Esciro, pero el rey de aquel lugar, celoso por lo mucho que le quería el pueblo, hizo que se despeñara desde lo alto de un precipicio.

Se dice que los huesos de Teseo fueron llevados de vuelta a Atenas muchos siglos después y que reposan en el Teseion.

Como ves, el mito de Teseo da para mucho: luchas, amores, venganzas, traiciones… Seguro que puede inspirar muchas historias 😊.

¿Conocías a este héroe de la mitología griega? ¿Cuál de sus aventuras te gusta más?

¡SUSCRÍBETE AL BANDO DEL BOSQUE!

Si quieres saber más sobre mí y sobre lo que hago, suscríbete al Bando del Bosque.
Recibirás un correo mensual con noticias, curiosidades, anécdotas, sorteos…
Y como regalo, la agenda Un Año Fantástico 2020. ¡No te la pierdas!

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pilar Martín Arias .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Dinahosting S.L. (España).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Cerrar menú